© Acuarios El Palo  2012 Fabricado por Antonio Quero           Los peces de los diferentes zonas geográficas tienen exigencias particulares en lo que se refiere a la composición del agua. Debemos considerar los siguientes parámetros: Oxigenación,  CO2, Acidez (pH), Dureza total (dGH), Dureza de carbonatos (dKH) y contenido de compuestos nitrogenados. La Temperatura optima para la mayoría de las especies es de 24 :C.       La cantidad de oxigeno en disolución en el agua, va disminuyendo a medida que aumenta la temperatura. Los peces tropicales consumen poco oxigeno pero no pueden prescindir de el. Por tanto se inyectara aire en el acuario, con un compresor. Se introducirán plantas naturales y una buena iluminación. La falta de oxigeno en el agua se aprecia, cuando nuestros peces están nadando en la superficie constantemente.          El CO2 es muy importante para el desarrollo de las plantas, ya que lo utiliza para realizar la fotosíntesis.          La acidez del agua viene determinada por la concentración de iones de hidrogeno en el agua  (pH). Agua  Neutra = 7.0 , ácida < 7 , Básico > 7. Los limites aceptables están entre 5.5 y 8.          La dureza del agua viene dada por la concentración de las sales clásicas (Ca) y magnesicas (Mg) y de sus combinaciones. Se representa  (dGH).          Según la dureza se clasifica:                     De 0º a 4º    agua muy blanda.                    De 4º a 8º agua blanda.                     De 8º a 16º agua semidura.                     De 16º a 25º agua dura.                     De 25º  o mas  muy dura.            La dureza en carbonatos viene dada por las siglas dKH.            Los compuestos nitrogenados pueden constituir en el acuario un factor perjudicial que muchas veces se ignora. La descomposición de las materias orgánicas ( excrementos, residuos de comida, etc) provoca una acumulación demateria orgánica. Las materia orgánica se descomponen a su vez por acción de las bacterias; en amoniaco (NH3), que puede encontrarse en dos formas: libre, muy toxico , o combinado (NH4OH).        El amoniaco (NH3)  se oxida por acción de diversos microorganismos, dando lugar primero nitritos (NO2) y después nitratos (NO3) de menor toxicidad . Todos estos procesos químicos constituyen el sistema de depuración biológica del agua. Conviene renovarla con regularidad, del orden del 25 % aproximadamente cada 15 días.