© Acuarios El Palo  2012 Fabricado por Antonio Quero Fondo del acuario:           Coloque la placa del fondo en el acuario, luego ponga la gravilla y la decoración (rocas, madera fosilizada, plantas, etc.). Acondicionamiento del agua: Lo primero que hay que hacer es neutralizar el cloro del agua agregando un anticloro.  Lo segundo es el proceso mas importante para los peces. Los peces precisan de un medio ambiente que contengan la proporción adecuada de determinadas bacteria que contribuyen a la descomposición de desechos. El desarrollo de estas bacterias en el acuario se denomina  acondicionamiento o maduración del agua.  Para asegurarse que el agua esta en condiciones de recibir a los peces siga las siguientes instrucciones  antes de introducir los peces:  Añada al agua  del acuario un acondicionador (bacterias) y el anticloro.  Introducción de los peces: Haga flotar la bolsa de plástico cerrada durante 15 minutos, luego ábrala y sujétela bolsa al borde del acuario con una pinza y añádale un bazo pequeño de agua del acuario  cada 5 minutos hasta que llene la bolsa, luego deje salir a los peces.  Cambio parcial del agua: Cada 2 ó 3 semanas recomendamos llevar a cabo un cambio parcial de agua, lo que representa sacar por medio de un sifón   1/3 parte de agua  del acuario.        Si tienes peces tropicales, se recomienda calentar el agua a agregar a una temperatura de 25º C y vertirla lentamente en el acuario para no perturbar innecesariamente a los peces.        Análisis del agua: Hay tres problemas principales que pueden presentarse en el agua de un acuario: una acumulación de nitritos, un desequilibrio del nivel de PH y dureza (GH). Si no se atiende a estos problemas, pueden provocar una tensión en los peces reduciendo así su resistencia a las enfermedades. Ambos problemas se pueden controlar fácilmente por medio de productos del análisis del agua.          En su tienda especializada podrán aconsejarle el producto adecuado dependiendo de la clase de peces que tenga.